El Soberano Santuario General

El Rito Antiguo y Primitivo de Menfis – Mizraim ha tenido por Tradición una organización internacional original a las que se han formado en distintas Órdenes Masónicas. Su estructura es bastante diferente y la Gran Logia Nacional lo contiene todo. A diferencia de las demás grandes logias, la Gran Logia de Menfis – Mizraim es la organización suprema de nuestro Rito y contiene las logias simbólicas, filosóficas y herméticas hasta los más altos Grados.

Luego de ella se encuentra una organización internacional que agrupa a los principales dirigentes nacionales de nuestra Orden y a través de ellos como representantes nacionales, a toda la membrecía internacional. Esta reunión permanente se llama Soberano Santuario General y en él se dan cita los Grandes Maestros nacionales que en nuestro Rito poseen el Grado 97°.

De este cuerpo colegiado emanan todos los poderes de la Orden, incluso el nombramiento del Gran Hierofante Mundial, que también tiene el título de Gran Maestro Mundial o Internacional. De aquí se escriben las normas y se discuten las grandes decisiones que podrán afectar a la Orden en todo el mundo.

Es en este senado internacional que se aprueba la conformación de las nuevas Grandes Logias que vendrán a conformar activamente su membrecía. También, es aquí en donde se toma la decisión de asignar a uno u otro Gran Maestro y Gran Logia la tutoría de un país hasta que éste logre su Carta Patente en regla y pueda asumir autónomamente su vida institucional con la conformación de las Logias y cuerpos de rigor.

El Soberano Santuario General es el sumun de nuestra Orden y desde allí está activo el faro de forma perpetua que lleva luz a los miembros de la Federación de Grandes Logias Soberanas de Menfis – Mizraim.